Etiquetas

Mañana, jueves 27 de junio, se iniciará en Kiruna, Suecia –ciudad ubicada 145 kilómetros al norte del Círculo Polar Ártico–, la Conferencia Internacional de Seguridad del Extremo Norte, en la que expertos procedentes de diversos países, ofrecerán información actualizada y precisa acerca del uso del espacio exterior para promover una guerra mundial. La organización Mujeres por la Paz y la Red Global contra las Armas y el Poder Nuclear en el Espacio, son los anfitriones.

Habrá conferencias sobre la forma como la región nórdica ha sido convertida en uno de los más importantes escenarios de la guerra en el espacio, que incluye el empleo de satélites y aeronaves no tripuladas (drones); así como el Escudo de Defensa Antimisiles estadunidense; el Sistema Galileo de navegación y control satelital, desarrollado por la Unión Europea; instalaciones con tecnología de punta, muchas veces disfrazadas como enclaves científicos y tecnológicos; las redes de radares y otros recursos acerca de los cuales la sociedad civil internacional lo ignora todo, o casi.

Se hablará también con datos duros actualizados, de los ejercicios bélicos de la OTAN que tienen lugar en el extremo norte del planeta, dentro del más grande campo militar de entrenamiento del mundo, denominado NEAT, otra de las instalaciones ocultas a los ojos del mundo, que rodea a Kiruna. Representantes de la etnia sami, población ancestral de la región, darán testimonio de cómo han afectado sus vidas esas actividades.

Como presidente del Círculo Latinoamericano de Estudios Internacionales (CLAEI), tendré el honor de ser el representante de América Latina en esta Conferencia. Participaré, como todos los demás, en una vigilia frente al Centro Espacial de Esrange, ubicado en las afueras de Kiruna, donde hay polígonos de tiro para misiles, campos para enviar globos aerostáticos al espacio y, principalmente, el equipo más moderno para reunir la información satelital En Esrange, la estación espacial terrestre más grande del mundo, se llevan a cabo actividades tanto civiles como militares, incluso pruebas de drones.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha presentado una nueva y tramposa propuesta de desarme nuclear, dirigida principalmente a Rusia. Pero Moscú no la toma en serio, en tanto Washington mantenga sus planes para desarrollar el Escudo de Defensa Antimisiles (EDA). El gobierno ruso vincula el desarme nuclear con el cese de ese programa.

Con el EDA, lo que Estados Unidos busca, en realidad, es mantener una superioridad militar absoluta, conforme a las premisas del Informe Guía de Planificación de la Defensa, redactado luego del desmembramiento de la Unión Soviética, en el que se plantea la dominación militar en todo el mundo mediante el incremento de la superioridad estadunidense. Se basa  para ello en los enormes recursos financieros y materiales propios y en los de sus aliados; y en la capacidad científico-técnica desarrollada por el complejo militar-industrial desde los inicios de la carrera armamentista.

Son los propósitos de dominación y hegemonía, unidos a los intereses económicos y financieros de poderosas empresas, los que están en la base misma del desarrollo y modernización de los armamentos, un fuerte estímulo para una nueva espiral en la carrera armamentista.  Rusia y China han rechazado, en más de una ocasión, los planes dirigidos a desarrollar y expandir a varias regiones del mundo el escudo antimisiles, por la amenaza que entraña para la paz y la seguridad internacionales.

Uno de los principales peligros en el espacio exterior, es que casi todo puede ser utilizado como arma. No se requiere más que una pequeña roca o un trozo minúsculo de basura espacial, para destruir satélites importantes u otros artefactos de uso civil o militar. La militarización del espacio exterior con armas especialmente diseñadas al efecto, que pueden incluir componentes nucleares, es otra de las pesadillas que gravitan sobre la humanidad. Los satélites, las redes de radar, el EDA, el sistema Galileo, son o pueden ser parte de esta callada estrategia.Imagen

About these ads